El jueves, Justin Timberlake sacudió su cuerpo en su despedida de soltero. Listo para casarse con Jessica Biel este año, el cantante y actor, de 31 años, fue el invitado de honor entre un grupo de 20 hombres que "se hizo cargo de la pista de baile" en la discoteca Tryst en el Wynn Las Vegas, le contó un representante del local a Us Weekly.

Usando un corbatín y un sombrero, la estrella de “Trouble with the curve” y su pandilla bebían cócteles – además del  licor de Timberlake, 901 Tequila - hasta la madrugada al ritmo de DJ Spider. "El grupo era muy educado", dijo el representante.

Al grupo también se le vio en la discoteca Surrender del Encore y en el Restaurante Sinatra del Wynn.  Aunque Surrender - un lugar al aire libre con piscina - estaba lleno de modelos, Timberlake "fue un buen chico", dice un testigo presencial. "Eran sólo él y sus amigos".

En enero, la revista Us Weekly dio la noticia de que Timberlake le  había propuesto matrimonio al amor de toda la vida Jessica Biel, de 30 años, en las montañas de Jackson, Wyoming, a finales de diciembre de 2011.

Saliendo por cinco años, la pareja ha sido completamente hermética sobre cuándo y dónde se van a casar. En julio, Biel dijo que no había hecho "casi nada" preparándose para el gran día.

"Estoy disfrutando de estar comprometido", explicó la estrella de Total Recall. "Me siento como si hubiera una gran cantidad de tiempo y no hay que precipitarse."