Alondra García Miróha dado muchas señales de que su matrimonio con Paolo Guerrero no va del todo bien, como no portar su anillo ni viajar con su pareja.

Alondra García Miró
Alondra García Miró | Fuente: Difusión

La relación que mantienen Alondra García Miró y Paolo Guerrero ha llamado la atención de la prensa y los fanáticos en más de una ocasión por mostrar de manera muy disimulada que hay ciertas fallas en la pareja. Si bien la pareja ya ha recalcado en diferentes oportunidades que todo va bien dentro de su relación de en sueño, la pareja también ha dado indicios de que todo puede ser una pequeña mentira para las cámaras.

Alondra García Miró
Alondra García Miró | Fuente: Difusión

Se sabe que últimamente la pareja viaja sola para fechas importantes o movimientos laborales, además de que Alondra García Miró ya no acompaña a Paolo Guerrero a los partidos para apoyarlo, y él tampoco se muestra como compañía para los eventos que tenga pautado la influencer.

Sin embargo, algo que aumentó considerablemente las dudas de si están llegando a un final, fue que Alondra García Miró dejará de portar en su mano el costoso anillo de compromiso que le regalo Guerrero.

Alondra García Miró da muchas pistas de que la relación con Paolo Guerrero no va bien

El programa En Boca De Todos resaltó que últimamente la influencer peruana no porta el anillo de compromiso que le dio Paolo Guerrero, el cual no se quitaba para ningún evento o salida hace unos pocos meses atrás. Tampoco se le vio usar nuevamente el dije de corazón con brillantes que le regaló el jugador.

Acá en el tráfico, quiero enseñarles mis anillitos de hoy, estos de aquí, los amo, se leía en la Historia de Instagram de Alondra.

También ha destacado recientemente en entrevistas que extraña la actuación, que recuerda eso como algo muy bonito en su vida y que quizás pueda retomarlo. Eso dejó estupefacto a muchos, pues la chica lo había dejado porque a Paolo Guerrero le molestaba verla besar a otros hombres en el set por alguna toma.

Me acuerdo la época en que grababa la novela y yo no sé cómo hacía para levantarme todos los días a las 5:30. De hecho, no es que me levante siempre tan temprano. Habré estado nueve meses grabando todos los días, igual debo confesar que extraño, fueron las palabras de Alondra García Miró.