Adele no pudo contener las lágrimas en su último concierto y rompió en llanto luego de ver que un invitado muy especial estaba entre el público

Adele no pudo contener las lágrimas en su último concierto y rompió en llanto luego de ver que un invitado muy especial estaba entre el público. No era un invitado cualquiera. Era nada más y nada menos que su propio hijo recién nacido.

La cantante británica se quebró mientras cantaba Someone Like You al ver que su pequeño hijo se encontraba entre el público.

“Esta es la primera vez que mi bebé me ve dando un concierto”, dijo al público, tal y como se ve en el tuit de un fan que estuvo presente en el show.

Después de dar a luz al hijo que tiene con su pareja, Simon Konecki, en octubre de 2012, la cantante se alejó de la fama hasta finales de 2015, cuando lanzó su tercer disco, 25.

“Mi hijo es más importante. Él viene primero y mi música después y yo después”, dijo la cantante en una entrevista con Today.