Ayer estuvimos desde muy temprano con todos los que esperaban entrar al concierto de Katy Perry en el Jockey Club porque estabamos igual de emocionados.

Ayer estuvimos desde muy temprano con todos los que esperaban entrar al concierto de Katy Perry en el Jockey Club porque estabamos igual de emocionados.

Luciano se paseó conversando con los fans de Katy, además de cantar, bailar y hasta jugar con ellos, la idea era calentar para una noche que muchos no olvidarán.

¡Algunos fueron capaces de regalar su entrada frente a la posibilidad de recibir un regalo de Katy Perry!