La sex symbol decidió adoptar como mascota a un simpático puerquito al que llamó "Princess Piglette", luego de ver que su hermano también tenía uno.

Paris Hilton no deja de sorprendernos, esta vez se aburrió de coleccionar chihuahuas y ha optado por animales menos convencionales: un simpático puerquito al que bautizó como "Princess Piglette".

La idea de tener un cerdo como mascota surgió al ver que su hermano había adoptado uno. Los celos de la diva la llevaron a comprarse uno para ella sola. Paris no tardó en encariñarse con el tierno animalito, al punto que ella y su novio duermen con el cerdito en la misma cama.

"Cuando estamos acostados mirando películas, ella viene y se mete entre nosotros. Es una pequeña adorable y la amo", comentó la heredera Hilton.