Dos amigos fueron a tomar unas cervezas, pero terminaron en Ibiza, a más 2.000 kilómetros de su hogar. ¿Cómo es posible? Aquí te lo contamos.

Amigos sale por un par de cervezas y terminan en fiesta en Ibiza todo el fin de semana
Amigos sale por un par de cervezas y terminan en fiesta en Ibiza todo el fin de semana | Fuente: difusión

Dos jóvenes buscaban disfrutar de un momento de amigos como cualquier otro, y lo que un momento iba a ser “algo tranquilo”, resultó una total parranda de fin de semana con viaje a una lujosa isla, caracterizada por armar unas increíbles fiestas de ensueño durante todo el año. A continuación te contamos los detalles.


Dos jóvenes en busca de algo casual

La historia es protagonizada por dos amigos llamados Dan Evans y Alex Stubbs, los cuales decidieron ir a pasar un buen rato en un pub cerca a su casa en la localidad de Merthyr, al sur de Gales, con la intención de volver a sus casas antes de la medianoche.


Sin embargo, el destino les tenía otro plan y terminaron en un vuelto a las 4 de la mañana desde Gales a Ibiza, con nada más que sus cargadores de celular, billetera y obviamente, sus pasaportes.


Según señala el medio británico UNILAD, el cambio total de planes fue sugerido por una persona dentro del local que les sugirió hacer una locura y viaja a Magaluf, Mallorca. Pero, al parecer, los vuelos a esta locación estaban totalmente copados, aguando por un momento las ganas de hacer su escapada triunfal.

Los jóvenes y su llegada a Ibiza

Pero, la historia no queda ahí, porque como dice el dicho, “cuando se abre una puerta, se abre una ventana”, y el encargado de la boletería del avión les indicó que había vuelos para Ibiza, algo que fue de la fascinación de los jóvenes.


Ni cortos ni perezosos, Dan y Alex no se negaron a la oportunidad y compraron los boletos rumbo a Ibiza. Durante el trayecto ninguno dio ni una sola pestañeada, ya que tenían toda la emoción del momento, y durante 36 horas de vuelo no dormitaron ni un segundo.


Los jóvenes esperaban pasar un buen fin de semana, por lo que planeaban volver antes que el lunes cayera y vuelvan a la monótona rutina laboral.


“Fue más difícil conseguir un avión de vuelta, pero conseguimos uno, volamos de regreso a Londres con tiempo suficiente para estar en el trabajo el lunes. Valió la pena. No nos arrepentimos y probablemente lo haremos de nuevo, pero podrían pasar algunos años antes de que podamos hacerlo otra vez”.


Alex y Dan pasaron dos increíbles días de mucha fiesta en la isla paradisíaca y luego de ello decidieron retomar su trayecto rumbo a Gales. La historia fue compartida por Dan en su cuenta de Instagram, la cual automáticamente se volvió viral.